Guía Alimentaria para la Población uruguaya

Titulo de la Guia Alimentaria para la Población Uruguaya - Contiene además la imagen de un plato de comida tomado por dos manos enfrentadas
2 mujeres y una niña comen entorno a una mesa, mientras rien
La comida es una oportunidad para compartir, dedicarle tiempo, atención y disfrutar. Cuando comemos solos, comemos más rápido y de un modo menos saludable. Elegimos con más frecuencia comida rápida y productos ya preparados, listos para el consumo. ¡Tomate tiempo y disfrutá de la comida!
Manos de una persona cortando vegetales
Basá tu alimentación en alimentos naturales y evitá el consumo de productos ultraprocesados en el día a día, con excesiva cantidad de grasas, azúcar y sal. Los alimentos naturales o mínimamente procesados que hemos empleado tradicionalmente en nuestras cocinas son la base para una alimentación sana.
Taza de café
Cuando se saltean comidas, en especial el desayuno, se disminuye la concentración de azúcar en sangre y se reduce tu capacidad de atención y rendimiento. Las comidas realizadas en horarios más o menos fijos, consumidas con atención y sin apuro, favorecen la digestión y evitan que se coma más de lo necesario.
Niña sonriente mientras cocina con la ayuda de un adulto mayor
Todas las familias tenemos recetas que han impregnado nuestra historia. Sabemos de la capacidad del olfato para traer recuerdos: la torta de la abuela, el arroz con leche de la tía o los estofados del vecino tienen profundas raíces en nuestro cerebro.Sin embargo, el ritmo de la vida actual ha provocado que se pierda el olorcito rico a comida casera en algunas de nuestras cocinas.
Textos simulando mensajes publicatarios sobre alimentación
La publicidad induce a creer que los productos que promueve son de mejor calidad, que nos hacen más felices, atractivos, fuertes o sanos, o que son necesarios para hacer deportes o actividad física. Tené siempre presente que la función de la publicidad es aumentar la venta, no informar ni educar.
Por la influencia que ejercen en la elección de las compras de las familias, las niñas y los niños son el principal público objetivo de la publicidad de alimentos.
En la niñez, se están formando hábitos de consumo que podrán prolongarse por el resto de sus vidas, lo cual resulta muy atractivo para las empresas.
Una niña y dos niños corriendo trás una pelota
El movimiento y la práctica regular de la actividad física nos aporta beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales que contribuyen a prolongar y a mejorar la calidad de nuestras vidas.
Cuando practicamos actividad física mejoramos nuestro estado de ánimo y disminuimos el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión, así como también aumentamos nuestra autoestima.
Aceitera llena con una ramita de romero dentro y otras detrás
Los lípidos que conocemos comúnmente como grasas y aceites son componentes importantes de la alimentación y es muy cierto que una determinada cantidad es indispensable. Generalmente están presentes en exceso en la comida de los uruguayos.
Además de moderar la cantidad que consumimos, es importante tener en cuenta que no todos los lípidos son iguales. Existen grandes diferencias en cómo están
compuestos y, por lo tanto, en los efectos que tienen sobre nuestra salud. Debemos cuidar su calidad.
Refuerzo de atún, aceitunas y morrón
Una alimentación variada, saludable y placentera necesita incorporar con frecuencia productos del mar. El pescado es un alimento esencial para todas las edades, de fácil digestión, que aporta proteínas, vitaminas y minerales. Contiene una cantidad reducida de grasas, pero de gran valor por su aporte de ácidos grasos omega 3 que cumplen un rol fundamental para la salud y la prevención de enfermedades. En la población adulta, el consumo de pescado —en particular de pescados grasos— reduce el riesgo de muerte por enfermedad coronaria y probablemente contribuye a prevenir algunas enfermedades degenerativas.
Sin lugar a dudas, cuando cocinamos y le agregamos sal a la comida, realzamos su sabor. Sin embargo, la sal debe usarse con moderación ya que un consumo por encima de cinco gramos al día -equivalente a tan solo a una cucharadita- se vincula con el desarrollo de hipertensión arterial.
Placa azucar
Se recomienda que el consumo de azúcar sea menor al 10 % de las calorías diarias. Esto quiere decir que si necesitás 2000 calorías, debés consumir menos de 200 calorías provenientes del azúcar, lo que equivale a 10 cucharitas diarias. Un consumo mayor causa obesidad y sobrepeso, y se relaciona con la aparición de enfermedades frecuentes como la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y, por supuesto, las caries.
Redes sociales de INDA Cuenta oficial del MIDES en Instagram Cuenta oficial del MIDES en Facebook Cuenta oficial del MIDES en Twitter Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn