Recomendaciones para alimentarse mejor

Rico y sano

Primer plano de verduras siendo cortadas por una persona
Fecha: 25/05/2017
Autor: MIDES

El Instituto Nacional de Alimentación (INDA) del MIDES fue parte del proceso de discusión de la Guía Alimentaria para la Población Uruguaya: para una alimentación saludable, compartida y placentera. El INDA, al igual que los demás participantes del grupo de trabajo, tienen como compromiso la implementación de estrategias comunicacionales y educativas que favorezcan la difusión de los mensajes contenidos en la Guía.

 

Se aconseja una alimentación en base a alimentos naturales y evitar el consumo de productos ultraprocesados en el día a día con excesiva cantidad de grasas, azúcar y sal.

 

Recomendándose consumir alimentos naturales, es decir, aquellos que se obtienen directamente de las plantas o de los animales, como frutas, verduras, legumbres, carnes, huevos, leche, arroz, trigo, entre otros. En algunos casos, a estos alimentos se les aplican procesos simples como pelado, molido, deshidratado, fermentado, pasteurizado o congelado, sin el agregado de sal, azúcar o grasas.


La alimentación basada en comidas caseras preparadas con este tipo de alimentos -con poca cantidad de sal, azúcar y grasas- se asocia con un buen nivel de salud y bienestar y una incidencia más baja de enfermedades. Esto se debe no solo a su calidad nutricional, sino también a los beneficios emocionales, mentales y sociales que implica cocinar nuestros propios alimentos bases tu alimentación en los alimentos naturales que hemos empleado tradicionalmente en nuestra cocina.

 

Alimentos naturales o mínimamente procesados

  • Verduras y frutas: frescas, envasadas, refrigeradas, congeladas o deshidratadas como pasas y orejones.
  • Legumbres como porotos, lentejas, garbanzos, chauchas, habas y arvejas.
  • Papas, arroz (blanco, integral o parbolizado), avena, harinas (de maíz, de trigo u otras), pastas simples (frescas o secas).
  • Carnes de todo tipo: vaca, cerdo, cordero, aves, pescados y otras, frescas o congeladas.
  • Huevos Leche (pasteurizada, ultrapasteurizada o larga vida, o en polvo), yogur natural sin agregado de azúcar.
  • Nueces, maníes, almendras, castañas y otras semillas sin agregado de sal ni azúcar.
  • Especias e hierbas frescas o secas.
  • Té, café, mate y agua potable.

 

Recomendación

Combinar alimentos de origen vegetal: como verduras, frutas, porotos, lentejas y garbanzos, fideos, arroz o polenta, con alimentos de origen animal como huevos y leche, y cantidades moderadas de carnes. De esta forma, se obtiene una alimentación nutricionalmente equilibrada. Además, contribuye a la promoción de un sistema alimentario más sustentable.